Políticas de preservación digital

AREA, a través de métodos de preservación digital, asegura el contenido intelectual de los documentos electrónicos de archivo, por largos períodos de tiempo, manteniendo sus atributos como integridad, autenticidad, inalterabilidad, originalidad, fiabilidad y accesibilidad.

Además de copias de seguridad como protección contra eventos catastróficos (rotura de un disco o pérdida de datos por apagones) se realizan copias de preservación, realizando una grabación integral y copiado del material una vez al año o cada año y medio en otro soporte nuevo (rejuvenecimiento).

AREA entiende la preservación digital como una responsabilidad institucional y se rige por los siguientes procedimientos para el cumplimiento de las Políticas de Preservación:

- El almacenamiento de los recursos digitales con sumo cuidado.
- Las evaluaciones en el uso de estrategias de preservación tales como el rejuvenecimiento de los datos, verificaciones de consistencia de datos, la migración, emulación, preservación de la tecnología y arqueología digital.
- El encapsulado de la información a ser preservada junto con metadatos descriptivos.
- La autodocumentación, entendiendo y codificando la información preservada sin referencia a documentación externa.
- La autosuficiencia, minimizando las dependencias de sistemas, datos o documentación.
- Y la documentación del tipo de contenido, con miras hacia un futuro usuario para encontrar o implementar software que permita ver la información preservada.

AREA almacena la información en los formatos HTML y PDF, con vistas a implementar la conversión XML JATS y EPUB a mediano plazo. Además, adscribe al servicio de preservación digital de LOCKSS (PKP), de código abierto desarrollado por la Biblioteca de la Universidad de Stanford y CLOCKSS, basado en el software de código abierto LOCKSS. Cada archivo se encuentra en constante validación en distintas memorias caché de bibliotecas internacionales.